Iluminar bién para vivir mejor: Contaminación luminica

El alumbramiento público nocturno ha facilitado las relaciones sociales de los humanos. Aun así, su abuso ha generado un nuevo tipo de contaminación que nos hurta las estrellas y tiene un fuerte impacto sobre la vida silvestre. Además la introducción de los LEDs de luz blanca inhibe la secreción de melatonina con efectos, por lo tanto, también sobre la salud humana.

Descripción detallada:

La luz artificial ha permitido que la vida de los humanos no se reduzca sólo a las horas de luz natural. Además, el alumbramiento de las calles facilita el incremento de las horas de ocio y de las relaciones sociales. Aun así su abuso generalizado en todo el mundo ha generado un nuevo tipo de contaminación que nos hurta un bien que siempre habíamos poseído: el cielo estrellado.

Los astrónomos serían los primeros afectados que perdieron su objeto de estudio. Pero bien pronto los biólogos se dieron cuenta que la irrupción descontrolada de luz artificial durante la noche en el medio natural causa un gran efecto negativo sobre la vida silvestre.

Además, la reciente introducción de la tecnología LED de luz blanca en el alumbrado público, con una fuerte contribución de luz azul, inhibe la producción de melatonina, la hormona reguladora de los ciclos circadianos, y como consecuencia, también afecta la salud humana.

En el actual cambio acelerado del tipo de alumbramiento por LEDS blancos sólo se está teniendo en cuenta la eficiencia energética. El incremento de este aspecto, pero, realizado con tecnologías que dañan la biodiversidad y la salud humana no parece ser una buena alternativa.

El tipo de luz que tenemos en la calle tendría que ser considerado de una manera mucho más crítica. La contaminación lumínica que genera esta luz excesiva e inadecuada es un problema del que hay que concienciar a la población y es un claro ejemplo de como un gran avance de la tecnología humana como puede ser el alumbramiento nocturno puede volverse contra nosotros si no ponemos mecanismos de control.

El taller consistirá en varias actividades dirigidas a niños y adultos para concienciarlos sobre el problema de la contaminación lumínica.

Este taller está coordinado por Salvamos la noche, el Grupo de Trabajo para el estudio de la contaminación lumínica de la Universitat de València, formado por investigadores de varias disciplinas que estudian el problema desde varias perspectivas: astronomía, química o biología.

Otros datos: Actividades independientes Vídeo (7 min)

Cámara oscura: luz blanca vs luz amarilla (1 min)

Espectros de lámparas: visualización con red de difracción (2 min) Posters descriptivos

Power point mostrando imágenes de cielos valencianos – pantalla ordenador Taller de recortables.

Simuladores de contaminación lumínica